Alegría en cada comida

Busca al menos un alimento que no consumas a menudo y que te aporte, por cualquier motivo, una dosis de regocijo.

Salud y sabor a Cilantro

Las hojas picadas o las semillas molidas de cilantro se utilizan como condimento en un sinfín de platos de las cocinas india, china y latinoamericana. Su sabor Intenso con notas cítricas cambia el carácter de ensaladas, arroces, legumbres, sopas y purés de verduras. Con sus hojas se aromatizan el mojo verde canario y el guacamole.

Añade las hojas picadas al final de la cocción para que no se destruyan los compuestos aromáticos. Mejora la digestión y previene las flatulencias. Además procura varios minerales, como vitaminas antioxidantes A y C.

comida

Piel y cabello suaves como albaricoques

Una de las primeras frutas de primavera en llegar a los mercados es el albaricoque. Con su piel sedosa y su pulpa dulce y aromática constituye un deleite para los sentidos. Son muy ricos en betacaroteno, el pigmento antioxidante que con la digestión se transforma en vitamina A.

Tres albaricoques (150 g) cubren la mitad de las necesidades diarias de esta vitamina esencial para la piel, el cabello y las mucosas. Además aportan el 25% de la vitamina C.

Depúrate con Daikon

En primavera conviene reforzar la presencia de alimentos ligeros y depurativos como el nabo daikon. Este rábano blanco se emplea en la cocina oriental crudo (el joven y alargado como una zanahoria), cocido (el más maduro y grueso) e incluso deshidratado.

Su sabor algo picante y textura crujiente lo hacen idóneo para incluir en caldos ligeros como el de miso. También resulta delicioso en ensaladas y salteados. Sus compuestos azufrados protegen frente al cáncer. Además es rico en vitamina C, que refuerza la inmunidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *